ARTÍCULO DEL DR. CARLOS NIETO / OPINIÓN EN VERSO

 

 

atentado-ramblas-Barcelona-2017-a

El Doctor en medicina Don Carlos Nieto – simpatizante de MHUEL –  nos muestra su opinión en versos libres sobre la muerte , el dolor y los estragos de las guerras a raiz de los últimos atentados de Barcelona.
  Una composición sentida y  comprometida ; un alegato a la paz y a la cordura.
  Adjuntamos texto y audio del autor
  Atentamente
  MHUEL

           Todas las muertes duelen

Todas las muertes son atroces, inaceptables,
Aún aquellas elegidas; aún aquellas reclamadas
cuando, en el dolor y el sufrimiento, se ahoga la existencia.
Todas las muertes nos enfrentan, a esa realidad irracional que es la no vida “.
 
“Nos trajeron la guerra a nuestras tierras,
oí decir, ahora…. se la devolvemos”
Nos vendieron sus armas, azuzando diferencias,
su muerte…, matando nuestros niños,
violando las mujeres, destruyendo nuestras casas.
Los viejos… ya no hablan, los enmudeció el horror.
Los chicos…ya no juegan, ahora aprendieron a matar
Y, por un poco de pan, un mísero presente, una caricia,
las niñas venden, barata, su inocencia.
Y nos llaman terroristas…, y sí, tal vez lo seamos,
pero…¡¡¡ ellos también !!!. Somos… lo que han creado.
Somos la respuesta al pavor, que han sembrado.
Ustedes, señores de la guerra, se lo han gestado.
Su lujuria, su avaricia.  El poder de su dinero.
La impiadosa avidez de su codicia,
obraron este monstruo , que hoy los mata,
que nos mata también…y de hambre, de miseria.
Hermanos de las Ramblas, y de Atocha;
del once de Septiembre, y Paris ensangrentada,
compartimos su dolor, que es el nuestro, propio;
y todos los muertos de esta guerra infame.
Los niños de Kabul, de la Irak sometida; Siria avasallada.
Los críos palestinos, e insepultos africanos tragados por el mar.
A todos los muertos por el frio, ante la indiferencia
de las opulentas sociedades del confort y de consumo.
De “la dicha” cruel de usureros y asesinos
que robaron, estafaron, saquearon y mataron
por los siglos de los siglos, y sin medida,
cada palmo de este pobre planeta envilecido.
Todas las muertes son terribles, horrorosas.
Todos los hombres, mujeres, y los niños son iguales,
Por lo menos , ante un dios que, tal vez, ya no exista,
o que nunca ha existido, que fue invento…
nacido del dolor y la miseria; de la esperanza y la rabia;
erigido como paño de lágrimas impías; como engaño
de incautos, de rebeldes. Contestatarios de cualquier doctrina,
que osaron, alguna vez, levantar la voz, tomar en sus manos su destino.
¡¡¡¡ Basta ya de tantas muertes absurdas y malvadas !!!!
Basta de desaparecidos de la vida, de vidas robadas y de exilios.
De zombis subsistiendo entre portales y baldíos,
como sombras, invisibles, apenas espectros de los días,
sin memoria, sin biografía, sin apenas nombres,
solo fotos del montón, unas portadas, noticias cotidianas
que naturalizan la infamia, acostumbran la indolencia.
Una fría estadística…. que ni importa… ni lastima;
ni rebela a los justos, ni honrados ciudadanos
que solo miran, lloran, y resignan sus sueños de otra vida.
Esa vida mejor que nos legaron;
esa existencia digna que tanto ambicionamos.
 
Dr. Carlos Nieto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *