Archivos de la categoría Notas de Prensa

Europa Laica rechaza el juramento de Mariano Rajoy ante el crucifijo

Declaraciones del presidente de Europa Laica:Francisco Delgado

EL JURAMENTO ANTE EL CRUCIFIJO, POR PARTE DEL JEFE DE GOBIERNO (MARIANO RAJOY) ESTA MAÑANA Y, POSIBLEMENTE, MAÑANA DE LOS MINISTROS, ES ANACRÓNICO E ILEGÍTIMO Y VULNERA, UNA VEZ MÁS, LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA.

Una vez más, el jefe del Estado y el jefe del Gobierno se inclinan ante un crucifijo, en un acto anacrónico y que ofende a millones de ciudadanos y ciudadanas, que no son católicos en este país.

El juramento o promesa del presidente de Gobierno (Mariano Rajoy) y, posiblemente, mañana de los Ministros se ha convertido en este tiempo de democracia y desde 1979 en un  acto confesional católico, al margen de la Constitución, hecho que deslegitima dicho acto.

Hay que repetirlo una vez más, la corona española, además de parlamentaria, es católica y romana e impuesta por el régimen anterior a 1976, aunque en su día formara parte de consenso constitucional de una parte de los políticos de la época, ha pasado suficiente tiempo, para que la ciudadanía, en quien reside -realmente- la soberanía, se replantee la forma de Estado y más, si nos atenemos a la opacidad de la institución, a su idiosincrasia hereditaria, y a su carácter confesional.

Europa Laica rechaza que un acto de esta naturaleza, que debería ser neutral en materia ideológica, en cuanto a convicciones individuales se refiere. Al igual que viene rechazando el uso de un símbolo particular como es el crucifijo, que nos merece todo respeto (como símbolo de los cristianos) , pero que en este caso y en otros se impone, simbólicamente, al conjunto de la ciudadanía de forma palpable, cuando no todos son católicos.

Resumen de la concentración del 1 de Diciembre


El día 1 de Diciembre, Mhuel convocó una concentración para denunciar, por una parte, el incumplimiento de la Constitución respecto a la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley y, por otra, los privilegios de la Iglesia (jurídicos, económicos y culturales-educativos) derivados del Concordato de 1953, reafirmado en 1976.

Después de leer y reivindicar el “Manifiesto por la laicidad de las instituciones públicas”, se realizó una lectura, muy participativa, de “Un rosario de privilegios”
Estuvimos unas 70 personas y nos acompañaron con su música una estudiante de gaita y dulzaina y el grupo de batukada “Ritmos de resitencia”.
Se corearon diversos lemas como: “Basta de privilegios”, “Queremos un estado laico”, “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, “Todos los españoles queremos ser iguales ante la ley”.

Agradecemos a Primo Romero que nos halla proporcionado las fotos, podéis visitar su blog de fotografía, tiene fotos muy buenas.

Rosario de privilegios

La dictadura franquista contó desde sus orígenes con el beneplácito de la jerarquía eclesiástica. A cambio, el Estado asumió la fe católica e incorporó a la Iglesia como parte de su entramado institucional, de modo que la legislación nacional fue un ejemplo de simbiosis entre la Iglesia y el Estado. El concordato de 1953 fue un hito esencial en ese proceso.

Aquel concordato, bien que modificado, sigue vigente. No ha sido derogado. Sus artículos han sido reemplazados por otros, en virtud del acuerdo de 1976 que perseguía sustituir “gradualmente las disposiciones del vigente concordato”. En 1979, seis días después de la entrada en vigor de la Constitución, se firmaron los cuatro acuerdos que llenaron de contenido el propósito de 1976. Dedicados a asuntos económicos, culturales y educativos, jurídicos y asistencia religiosa a las fuerzas armadas, sirvieron para, en su conjunto, renovar y adaptar a las nuevas circunstancias el poder fáctico de la jerarquía eclesiástica.
Con ellos, el artículo 14 de la constitución que dice que “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de … religión, opinión, …” se convirtió en agua de borrajas. Hoy, más de treinta años después de la aprobación de la ley de leyes, sigue vigente un rosario de privilegios -jurídicos, económicos y educativos- que hunden sus raíces en aquellos acuerdos.
Privilegios jurídicos

  • Porque la Iglesia es la única institución no estatal con capacidad de imponer el calendario laboral general, cuando “de común acuerdo se determinará que otras festividades religiosas son reconocidas como días festivos”.
  • Porque las autoridades religiosas pueden celebrar matrimonios que tendrán efectos civiles, cumpliendo el papel reservado al Juez, Alcalde o Funcionario.
  • Porque las resoluciones de los tribunales eclesiásticos en materia de nulidad matrimonial tienen efectos en el orden civil.

Privilegios onerosos

  • Porque la Iglesia tiene la capacidad de señalar “de común acuerdo, los conceptos tributarios en los que se concretan las exenciones enumeradas en los acuerdos”.
  • Porque las parroquias, órdenes religiosas, etc., gozan de la exención de los impuestos sobre sucesiones y donaciones y transmisiones patrimoniales.
  • Porque disfrutan de la exención de la Contribución Territorial Urbana (el IBI).
  • Porque disfrutan de la exención en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.
  • Porque disfrutan de la exención del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.
  • Porque las escrituras de declaración de obra nueva están exentas del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados
  • Porque las entidades de la iglesia son consideradas entidades de utilidad pública en cuanto a las deducciones del IRPF y del impuesto de Sociedades
  • Porque la normativa del IRPF permite a los católicos disponer del dinero de todos para la financiación directa de la iglesia, en incumplimiento del principio de igualdad proporcional en la carga contributiva (art. 31)

Privilegios Culturales y educativos

  • Porque obliga a la incorporación de la “enseñanza de la religión católica en todos los centros educativos en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales”.
  • Porque impone la presencia en la escuela pública de adoctrinadores religiosos, financiados con dinero público y seleccionados por la jerarquía eclesiástica sin observar los principios de igualdad, mérito y capacidad.
  • Porque discrimina a los padres que no quieren la instrucción dogmática de sus hijos al impedirles dedicar el tiempo a lo que estimen más conveniente para su educación.
  • Porque en su aplicación obliga a que “la educación que se imparta en los centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana”.

La extensión a otras confesiones del régimen de privilegios
Cuando la laicidad exige el sometimiento de todos al derecho común y la eliminación de las desigualdades por motivos religiosos, se ha venido caminando en sentido opuesto al firmarse acuerdos con las comunidades islámicas, judías y evangélicas tendentes a extender, bien que no en su integridad, el régimen privilegiado de la iglesia católica.
Por la denuncia de los acuerdos de 1979: Basta de privilegios
En el Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL) pensamos que todos estos privilegios atentan contra el principio básico de igualdad y no discriminación en razón de creencias. Por ello exigimos la denuncia de todos los Acuerdos y la derogación de todos aquellos textos legales que en ellos tengan su sustento.

Si con esta Constitución no es posible que todos seamos iguales ante la ley…
… habrá que ir pensando en otra.

Algunos se dicen socialistas… Otras son populares…

La diferencia está en la peineta

Movimiento hacia un Estado Laico

Jueves 1-12-2011. 20h. Monumento a la Constitución, Paseo de la Constitución-Plaza Aragón

Manifiesto por la laicidad de las instituciones públicas

Todos los seres humanos tenemos derecho a conducir nuestra vida libremente, según los dictados de nuestra propia conciencia.
Solo el Estado laico y aconfesional es capaz de garantizar el ejercicio pleno y en igualdad de condiciones de la libertad de conciencia, base común de las demás libertades, incluida la libertad religiosa o de culto.
• Queremos reivindicar una vez más el principio constitucional de la aconfesionalidad del Estado y sus instituciones
• Queremos unas instituciones del Estado libres e independientes de
cualquier condicionamiento proveniente de instituciones de carácter
privado. Constituyen el espacio público, común a toda la ciudadanía,
donde no deben estar presentes la ideología y la simbología de ninguna confesión religiosa.
• Queremos unos representantes públicos que ejerzan sus cargos desde
los principios de libertad e igualdad para toda la ciudadanía, de tal forma que, cuando actúen en calidad de tales, lo hagan desde la universalidad y la neutralidad, y en ningún caso desde la confesionalidad.
• Queremos una escuela pública y laica.
• Queremos que nuestras instituciones públicas y nuestros representantes
políticos no estén presentes, en calidad de tales, en ningún acto
perteneciente a una confesión religiosa.
• Queremos la derogación del Concordato y otros Acuerdos entre el Estado español y el Vaticano.
• Queremos la devolución al pueblo del patrimonio artístico/cultural
eclesiástico.
• Queremos una Judicatura que, lejos de dejarse llevar por sus ideologías, dicte sentencias justas y acordes con el Estado aconfesional proclamado en la Constitución.
• Queremos, en fin, un Estado realmente laico y aconfesional.

Zaragoza, diciembre de 2011

Sobre nosotros

MHUEL (Movimiento Hacia Un Estado Laico) es una Asociación que surge en Zaragoza a pricipios de 2008 proponiéndose la consecución de un Estado laico; es decir, una separación real del Estado y las instituciónes eclesiásticas.

Quienes integramos y apoyamos MHUEL no estamos de acuerdo con el papel que el catolicismo español, y especialmente su jerarquía, ha estado teniendo y sigue teniendo en el ámbito educativo, político, social, económico, moral y costumbres, castrense. etc.

Por ello mismo, queremos también la anulación plena e inmediata del Concordato y los Acuerdos vigentes con el Estado del Vaticano (1976) que otrogan una serie de privilegios a Iglesia católica que atentan contra el principio básico de igualdad y no discriminación en razón de creencias.

Respetamos el derecho que tiene todo ciudadano a sus creencias, costumbres y tradiciones  (también las religiosas), pero consideramos que estas creencias pertenecen al ámbito privado de cada individuo y, por tanto, no deben interferir en las instituciones públicas.

En MHUEL queremos:

  • Una sociedad institucionalmente laica.
  • Que no estén presentes nuestras instituciones públicas y nuestros representantes políticos, en calidad de tales, en ningún acto perteneciente a una confesión religiosa
  • Una escuela pública y laica
  • La derogación del Concordato y otros Acuerdos entre el Estado español y el Vaticano
  • La devolución del patrimonio artístico/cultural eclesiástico al pueblo.

Acto de presentación oficial del movimiento hacia un estado laico

14 DE ABRIL DE 2009, SALÓN DE ACTOS DEL CENTRO CÍVICO UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA.

Amenazaba lluvia aquella tarde, pero sabíamos que el acto de presentación de MHUEL iba a resultar estupendo. Habíamos estado ya por la mañana, preparando detalles en el salón de actos, como este gran cartel que presidía el acto o este otro cartel para la mesa de los intervinientes, obra de Fernando Sanmartín

A la entrada del salón de actos colocamos una mesa informativa para los asistentes que quisieran información sobre la MHUEL, el laicismo, la apostasía, el Derecho a morir dignamente, etc., .e incluso llenamos de carteles laicos ambos laterales del salón de actos.

Radio, prensa y televisión nos hicieron entrevistas y reportajes que aparecieron en telediarios y noticieros varios.

El acto comenzaba a las 19,30, pero casi media hora antes, comenzó a acudir público  que, al estar ocupados todos los asientos (el salón de actos tiene un aforo de 250 personas sentadas), estaba en los laterales y en la puerta de ingreso del salón .

La mesa de los intervinientes estaba compuesta por Asunción Villaverde, nuestra presidenta, Antonio Aramayona, coordinador de MHUEL, José Luis Montes, médico anestesista del hospital “Severo Ochoa” de Legánes (Madrid) y Federico Escobar, concejal de IU en Sabiñánigo (Huesca). 

Al final de las intervenciones, Marisol entregó a cada interviniente una placa de cerámica con el anagrama de MHUEL, confeccionada en el Taller de cerámica de la Asociación de Vecinos del barrio de La Paz.

Finalmente, todos y todas en pie, cantamos el Canto a la Libertad, de José A. Labordeta, que no pudo asistir al acto, como estaba previsto y anunciado, con la conciencia de que libertad y laicismo son términos y realidades equivalentes y complementarios. Fue muy emotivo

Cerrado el acto, quienes pudieron y quisieron (los compromisos en un 14 de abril son múltiples y varios) fuimos a cenar a un restaurante cercano. Fue una celebración estupenda y divertida de lo bien que había salido el acto de presentación del MHUEL y de cuánto añorábamos la II República española y anhelábamos la III República.