Archivo de la etiqueta: Medalla de la virgen

Medalla de Oro al Mérito Policial , a favor de Nuestra Señora María Santísima del Amor.

logo ELlogo_MHUEL

 

Recurso

Madrid y Zaragoza a 15 de Marzo de 2017

   Las asociaciones Europa Laica y Movimiento hacia un Estado Laico ( MHUEL ) ; informan que el lunes día 13 de marzo presentaron RECURSO EXTRAORDINARIO DE REVISIÓN  de sentencia en la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

 El recurso ahora presentado obedece a la sentencia en firme fallada en contra en una apretada votación de tres contra dos magistrados por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional el 11 de noviembre de 2015 en contra de la Orden de 3 de febrero de 2014 , del Ministerio del Interior por la que se concedía la Medalla de Oro al Mérito Policial , con carácter honorífico , a favor de Nuestra Señora María Santísima del Amor.

 Después del fallo de la Audiencia Nacional presentamos Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional que admitió el recurso a trámite , dictando posteriormente nuestro más alto Tribunal que no había materia constitucional para seguir el procedimiento.

 Europa Laica y MHUEL acatan estas sentencias pero no las comparten ni en las formas ni en el fondo estando muy alejadas las bases fácticas del fundamento de las demandas presentadas con la argumentación de los fallos judiciales.

 Queremos recordar que últimamente Instituciones Europeas  y Tribunales Internacionales están dejando en evidencia y afeando ciertas decisiones del actual ejecutivo español y de los órganos judiciales de este país con todo lo que eso conlleva.

Saludos cordiales.

 Contactos de prensa

 Juanjo Picó  ( Europa Laica )  619 23 36 45

 Jorge A. García ( MHUEL )  629 46 94 37

 

Nota de prensa conjunta de MHUEL y Europa Laica

ministrobesandovirgen

Documento Conjunto

MHUEL Y EUROPA LAICA,  ACATAN, PERO NO ESTÁN DE ACUERDO CON LA SETENCIA SOBRE LA MEDALLA A LA VIRGEN

Tras 19 meses de tramitación y 10 días de discusión, un tribunal de cinco jueces ha decidido por tres votos contra dos que la concesión de la medalla al mérito policial a la virgen del amor es conforme a derecho.

MHUEL Y EUROPA LAICA, como organizaciones laicistas, entendían que dicha orden era un incumplimiento flagrante del artículo 16 de nuestra constitución que establece la a-confesionalidad del Estado, pero no lo adujimos, sabedores de que en esas arenas, la judicatura y los poderes del estado siempre lograrían encontrar argumentos de variada índole que permitieran desechar nuestra pretensión. Que, por otra parte, es de sentido común.

En su lugar denunciamos el incumplimiento de la propia norma reguladora de la orden del mérito, tanto en su tenor literal como en su espíritu, amén de aducir defectos de forma flagrantes.

Lo hicimos así por dos motivos. Primero, porque entendíamos y queríamos poner de manifiesto que con dicha Orden el Sr. Ministro incumple su propia normativa ante-poniendo sus convicciones religiosas por encima de las leyes. Segundo, porque teníamos la seguridad de que la sentencia nos iba a resultar favorable, ya que cualquier persona con capacidad lectora concluirá que resulta imposible encontrar un encaje legal en la orden reguladora a la decisión del Ministro.

En la Audiencia Nacional no lo han encontrado, y una mayoría de tres a dos a desestimado nuestra querella.

Aduce esa mayoría que la medalla no era a la virgen sino a la cofradía de la cual es titular. Dado que el literal de la orden dice que “se otorga a la advocación mariana titular de la cofradía”, dicha conclusión no puede alcanzarse, salvo dejando a un lado la semántica. A continuación se soslayan los requisitos de mérito que la Ley establece, dejándolos a merced de la  potestad discrecional de la administración. En suma que el ministro puede hacer lo que quiera, aun saltándose el Reglamento y las leyes.

Por si con eso no bastara puede leerse el texto que forma parte de la propuesta y que también señalan los votos discrepantes: “Esta vez, se pretende honrar a María Santísima del Amor con la imposición de la medalla de oro de carácter honorífico, como muestra de reconocimiento y respeto, acogiéndonos bajo el manto de su protección, y con el ruego de que nos guíe en la difícil pero importante misión que la Policía tiene encomendada”.

Queda de manifiesto con claridad meridiana a quién se le concede la medalla y el por qué (las dos cuestiones objeto de impugnación) aunque la mayoría del tribunal parece no haberse enterado.

Vencen pero no convencen. Ni a sus compañeros de tribunal, ni a nosotros, ni a la mayoría de la sociedad española, a tenor de las opiniones manifestadas en los diferentes medios.

En nuestra opinión el ministro, con su decisión, falta al respeto a los ciudadanos  que no esperan protección de ninguna virgen sino de la seguridad del Estado; falta al respeto a los destinatarios naturales del reconocimiento al mérito policial que ven su actividad ninguneada; al espíritu de la ley al desvirtuar sus objetivos y falta al respeto a los propios creyentes que ven al objeto de su devoción sujeto a debate político.

El principio de a-confesionalidad del Estado que rige en España choca permanentemente con las prácticas propias del nacional-catolicismo heredado del régimen de Franco y que con el gobierno del Partido Popular se han acentuado.

Defenderlas usando la administración de justicia conduce inexorablemente a su desprestigio. Se hace imprescindible una Ley de libertad de conciencia que garantice la independencia y la efectiva separación entre la Iglesia y el Estado.

Europa Laica y MHUEL, participan de los argumentos del voto particular de la sentencia, coincidentes con los que se exponían en la demanda, por lo que van a plantear recurrir esta sentencia a instancias superiores por entender que los fundamentos en los que se basa suponen una clara vulneración con derechos constitucionales.

Madrid y Zaragoza a 23 de noviembre de 2015

El expediente de la virgen

132734984234220120123-4328043dn

Ha costado, ha habido que reclamar reiteradas veces en sede judicial, en el juzgado Central nº7 de la Audiencia Nacional y posteriormente en la Sala de lo Contencioso Administrativo de la misma Audiencia, pero por fin se ha facilitado el expediente por el cual se concedió la medalla del merito policial a la Virgen del Santísimo Amor.

Una vez conocido, hemos pasado de la indignación por la tardanza en facilitarlo a la estupefacción por su contenido. ¨Pasmaos¨ es el estado anímico que nos ha dejado su lectura.

Ya no se oculta, no tiene ningún pudor el piadoso ministro en remontarse a 1938, han leído bien ¡1938! para justificar sus actos en busca de aplacar su conciencia y dar rienda suelta a sus creencias.

Utiliza el ministerio, en el expediente de concesión de la medalla, actos llevados a cabo por un golpista, que en la fecha mencionada ni tan siquiera era gobierno reconocido por ninguna potencia extranjera, si exceptuamos las hordas fascistas alemanas, y las no menos hordas y no menos fascistas italianas.

Incardinada en esas fechas tiene lugar, entre otros, el nombramiento de un Cuerpo de Investigación y Vigilancia (predecesor del Cuerpo de Policía actual) como Hermano Mayor de una Cofradía de advocación mariana.

El ministerio que dirige Fernández, se acoge a esta parte sucia de la historia de España para fundamentar la concesión de la condecoración.

Se quita la careta y se lanza al monte, ya no es necesario elucubrar, como dice el Evangelio, del que el ministro es tan fiel seguidor, ¨Por sus actos los conoceréis¨.

El acto es claro y diáfano, me cuesta trabajo imaginar al tribunal u organismo que dictaminó sobre la idoneidad de la concesión de la distinción sumergiéndose en la más indecente y oscura historia española reciente para encontrar argumentos jurídicos que sustentaran la concesión. Después de rebuscar encontraron su tesoro en el nacionalcatolicismo español, ¿Dónde si no? Es lo lógico con un ministro completamente moderado y de centro. Del centro equidistante entre la extrema derecha y la derecha extrema.

El instructor del expediente ruega piadosamente y pide que la virgen guie a los miembros del Cuerpo de Policía en el desempeño de su cometido. Por eso la distinción ¨medallil¨, en justo pago por la sabia dirección virginal.

Aduce el expediente a la estrecha colaboración entre la cofradía y la policía !Porque la cofradía libera un preso en Semana Santa! Eso en todo caso es desacuerdo. La policía los detiene, los jueces los condenan y la cofradía intercede para su liberación, ¿con quien colabora la virgen? ¿Con la policía o con los cacos? Por lo que nos cuentan parece que la Hermandad tiene influencia sobrada para liberar un preso. De chiste.

Ahora que han saltado a la luz pública casos como Gowex, o Brunete, o las cuentas vigiladas de Valencia, que conforman la cacareada marca España, la medalla de la virgen es el remate de nuestra seria credibilidad internacional.

El responsable del gremio no dota a las FOP de medios técnicos y humanos para el mantenimiento de la legalidad, no exige preparación para dirigir las operaciones. Lo fía todo a un ¨milagrico¨ de la señora.

Por si le falla esta piadosa solución para suplir las carencias técnico-policiales de la madre de dios, nos intenta sorprender con una ley calla bocas, también conocida como ley mordaza, Tiene la Sala un bochorno universal garantizado. La vista y posterior juicio, será un absurdo internacional. No le importa a Fernández, convencido como está que España es su gran finca, ha decidido poner capillitas donde le da la real gana y Rajoy le permite.