Acerca de MHUEL

MHUEL (Movimiento Hacia Un Estado Laico) es una Asociación que surge en Zaragoza a pricipios de 2008 proponiéndose la consecución de un Estado laico; es decir, una separación real del Estado y las instituciónes eclesiásticas.

Quienes integramos y apoyamos MHUEL no estamos de acuerdo con el papel que el catolicismo español, y especialmente su jerarquía, ha estado teniendo y sigue teniendo en el ámbito educativo, político, social, económico, moral y costumbres, castrense. etc.

Por ello mismo, queremos también la anulación plena e inmediata del Concordato y los Acuerdos vigentes con el Estado del Vaticano (1976) que otrogan una serie de privilegios a Iglesia católica que atentan contra el principio básico de igualdad y no discriminación en razón de creencias.

Respetamos el derecho que tiene todo ciudadano a sus creencias, costumbres y tradiciones  (también las religiosas), pero consideramos que estas creencias pertenecen al ámbito privado de cada individuo y, por tanto, no deben interferir en las instituciones públicas.

En MHUEL queremos:

  • Una sociedad institucionalmente laica.
    Que no estén presentes nuestras instituciones públicas y nuestros representantes políticos, en calidad de tales, en ningún acto perteneciente a una confesión religiosa
  • Una escuela pública y laica
  • La derogación del Concordato y otros Acuerdos entre el Estado español y el Vaticano
  • La devolución del patrimonio artístico/cultural eclesiástico al pueblo.

Un pensamiento sobre “Acerca de MHUEL”

  1. Hola compas y enhorabuena por este trabajo.
    Creo sin embargo que falta aqui una línea de trabajo esencial:
    La protección de los sacramentos impuestos sin mediar voluntad(en la infancia). Aunque tal vez no se admita, este es realmente el único medio para librarnos de la nefasta influencia y graves daños que nos causan y muy especialmente a las mujeres.
    Creo que deberíamos exigir protección legal ante esta suerte de “raptos espirituales”. Y que estuvieran prohibidos, así como penada la presión familiar para aceptar una religión que no se siente con fuerza.
    Que me decís de esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *